© Radio Sistema de Estaciones Tezulutlán - Diócesis de La Verapaz 1,995 -2014.
INICIO QUIENES SOMOS IDEARIO EMISORAS EMPLEOS FORMACIÓN CONTACTENOS FORO
radioenlinea
8. Aunque si su programación esté dirigida en  principio al auditorio de la Diócesis de Verapaz,  no por eso deja de estar atenta a la realidad de  TODOS los hombres, haciendo propios sus  "gozos y esperanzas, sus tristezas y angustias",  sintiéndose "verdadera e íntimamente solidaria  con la humanidad y con su historia (Gaudium et  spes 1).  9. Aún siendo fiel a la opción preferencial por  los pobres, Radio Sistema de Estaciones  Tezulutlán mostrará en cada una de sus  actividades el respeto y estima debidos a los  diferentes grupos y personas que conforman  nuestra sociedad.  10. La promoción y la defensa de los derechos  humanos, de la paz, de la justicia y del diálogo;  la defensa de la vida humana de principio a fin,  así como expresada en el magisterio de la  Iglesia, hacen parte del compromiso de Radio  Sistema de Estaciones Tezulutlán con la  humanidad y por el Reino.  11. Radio Sistema de Estaciones Tezulutlán  prestará gustosamente su apoyo a los hombres  de buena voluntad e instituciones diversas, en  todo aquello que contribuya al progreso de la  comunidad, al desarrollo integral del hombre, a  la sana convivencia entre los pueblos; ello sin  menoscabar su propia libertad y compromiso de  acción en éste y otros campos. 
Volver
12. Puesto que el suyo es un servicio a la verdad  (Cfr. Salmo 119,43 a) Radio Sistema de  Estaciones Tezulutlán NO se prestará a servir  intereses partidistas ni a interpretaciones  parciales de la realidad, como tampoco a  posturas que, estén en disonancia con esa.  SUS COMPROMISOS DE TRABAJO  13. En el contexto de los medios de  comunicación social de la región, Radio Sistema  de Estaciones Tezulutlán es la propuesta  cristiana. Las personas que en él laboran han de  ser conscientes de la gravísima responsabilidad  y del privilegio grande que significa ser  comunicadores de la Palabra de Vida (Cfr. 1.ª  Juan 1,1), creadores de cultura, servidores de la  verdad, de la justicia y de la comunión entre Dios  y los hombres, y de estos entre sí,  especialmente hoy, cuando intereses de diverso  orden (económicos, políticos, religiosos...) se  sirven de los medios de comunicación para  beneficio propio y crean una comprensión  equivocada del sentido de la vida, empujando a  las personas hacia el consumismo, la violencia,  el hedonismo, dividiendo a las familias y  minando los valores sobre los cuales se funda la  sociedad (Cfr. Santo Domingo 279) y alejando  en fin, el Evangelio del corazón del hombre.    
Más